Física

Maleabilidad

Recordemos que la materia tiene una serie de propiedades físicas y químicas que la caracterizan y diferencian. Las propiedades químicas, son aquellas que pueden describir cómo es una sustancia, y cómo ésta puede cambiar de una sustancia a otra cuando se da una reacción química. Las propiedades físicas, que en el caso de la maleabilidad son las que nos interesan, son aquellas propiedades que son características de una sustancia que podemos observar y presenciar con nuestros sentidos.

Maleabilidad

Temas relacionados

Ductilidad

¿Qué es la maleabilidad?

La maleabilidad es una propiedad física que poseen algunos de los elementos de la materia que existen que les permite ser descompuestos en láminas que permite darles una forma determinada sin que se rompan o destruyan.

Definición de maleabilidad

Podemos decir que la maleabilidad es, en realidad, una propiedad que pertenece a la plasticidad que poseen los materiales, o sea, un subtipo de la plasticidad. Consiste en la capacidad que poseen los elementos para poder ser modificados cuando son sometidos a un esfuerzo enorme, pero con la capacidad de no romperse ni de sufrir ningún tipo de daño. La maleabilidad nos habla de la formación de filamentos, nos permite la distribución de láminas bastante finas o delgadas que conservan su integridad porque no se rompen y no existe ningún método que permita cuantificar estas láminas.

En otras palabras podemos también decir que la maleabilidad es una característica de algunos metales por medio de la cual podemos obtener láminas delgadas de dicho metal. Es importante mencionar que conforme aumenta el calor, así lo hará también la maleabilidad. Los metales más maleables son el oro, platino, cobre, estaño, zinc, hierro, plomo y níquel.

Propiedades de la maleabilidad

Las propiedades que tienen la maleabilidad son las siguientes:

En qué se diferencia de la ductilidad

Para conocer su diferencia debemos de recordar qué significa cada término. La maleabilidad es la propiedad que poseen algunos materiales o metales para ser descompuestos en láminas sin producir un daño al material, sin romperlo o producirle algún tipo de defecto, por lo que pueden ser extendidos sin ser dañados. La ductilidad, es una propiedad de algunos materiales que cuando se encuentran bajo la acción de una fuerza determinada, pueden llegar a deformarse en forma de hilos, aunque no se rompen, es común observarlos en algunos metales y asfaltos, que también son conocidos como dúctiles.

Ejemplos

Escrito por Gabriela Briceño V.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti