Física

Densidad relativa

Los cuerpos tienen una serie de características importantes que permiten estudiarlos y observar la forma en la que se comportan. Una de ellas es la densidad relativa la cual tiene como principal función la de poder realizar una serie de mediciones sobre el grado de concentración de la masa que tienen un volumen determinado.

¿Qué es la densidad relativa?

La densidad relativa, también conocida con el nombre de densidad volumétrica o densidad de masa de un determinado cuerpo es el cociente que existe entre la masa y el volumen que tienen el cuerpo.

Definición de densidad relativa

Para tener una buena comprensión de la densidad relativa es necesario recordar que los cuerpos y la materia posee densidad la cual es la cantidad de masa de volumen, ésta además es un valor invariable. La densidad relativa se conoce como la relación que existe entre la densidad que posee una determinada sustancia y la densidad que tienen una sustancia de referencia, que en la mayoría de los casos es el agua. Entonces, por ejemplo, cuando nos referimos a una sustancia que posee una cantidad de densidad de 5, quiere decir en realidad que posee una densidad cinco veces a la del agua, cuando se habla de materiales sólidos o líquidos.

Cómo se calcula la densidad relativa

Para poder calcular de forma matemática la densidad relativa se utiliza la siguiente fórmula:

Pr=p/p0

en donde pr significa densidad relativa, p se usa para mostrar la densidad que tiene la sustancia y p0 representa la densidad que posee la sustancia que ha sido tomada como referencia. Es importante mencionar que la densidad debe de ser expresada en kilogramos por metro cúbico de la siguiente manera: kg/m3 aunque también es común que se exprese en g/cm3.

Relación con la temperatura

La temperatura y la densidad relativa se encuentran ligados de forma estrecha pues cuando se da un incremento de la misma en una materia, se produce un aumento en el volumen fijo del cuerpo, caso contrario, cuando la temperatura se disminuye entonces se genera una reducción en el volumen. Al mismo tiempo y por la misma razón, la densidad relativa puede variar dependiendo del estado en el que se encuentre, siendo mayor en los estados sólidos de la materia, menor en los líquidos y aún más bajo en aquellos que están en estado gaseoso.

Para qué sirve

Son varios los usos que se dan a la densidad relativa. Es un medio eficaz por medio del cual se puede medir y cuantifica el nivel de flotabilidad que tienen una sustancia en un determinado fluido y también se usa para poder determinar la densidad que tiene una sustancia desconocida a partir de la densidad de otra de la cual ya se tenga información. Es una fórmula muy utilizada en el campo de las ciencias, principalmente por los mineralogistas y los geólogos quienes la usan para poder determinar adecuadamente los minerales que se encuentran dentro de las rocas o de otros tipos de muestras. Las persona que se encargan de determinar e identificar las piedras preciosas también utilizan la ciencia. En el campo de la industria es necesaria para, por medio de ella, poder establecer las diferentes concentraciones que existen en las soluciones acuosas.

En qué se diferencia de la densidad absoluta

La principal diferencia se centra en que la densidad absoluta de un cuerpo es el cociente que existe entre la masa que tienen un cuerpo o sustancia y el volumen que ésta ocupa. El volumen depende siempre de la temperatura, de la presión y la densidad al mismo tiempo dependerá de estos dos aspectos. La densidad absoluta tiene entonces dimensiones aspecto que no se encuentra en la densidad relativa.

Importancia

La densidad relativa resulta ser de mucha importancia para varias de las actividades que se realizan diariamente y para evaluar las condiciones de los materiales que influyen de una u otra manera en la vida cotidiana. Es una propiedad que puede, por ejemplo, medir el índice que tienen los suelos principalmente en gravas y arenas, los cuales se necesitan para la construcción. Es vital para poder medir los índices o grados de compactación en los terrenos por lo que resulta en un aspecto clave dentro del ámbito de la geotecnia.

Su importancia también radica en la mezcla de sustancias y en la configuración de las mismas, el poder conocer la densidad relativa de un fluido determinado permitirá entender la forma en la que éste puede influir en los demás y determinar al mismo tiempo la potencia que se necesita para poder realizar diferentes tipos de mezclas de manera correcta.

Ejemplos

Escrito por Gabriela Briceño V.
WhatsappTwitterFacebook

Recomendado para ti